viernes, 5 de febrero de 2010

TRASPLANTES DE ORGANOS:

IMPLANTE RENAL.
ATENCIÓN DE ENFERMERÍA QUIRÚRGICA.


AUTORES: Ruiz Domínguez, M.P.; Arribas Muñoz, E.M.; Ruiz Domínguez, J.A.

INTRODUCCIÓN:
El acto quirúrgico de trasplante de órganos constituye una situación en la que interviene un amplio equipo interdisciplinar de profesionales, coordinados para trabajar al unísono.

OBJETIVO:
Conocer las diferentes fases de la intervención, y la atención específica de la Enfermería Perioperatoria (o Quirúrgica) en cada una de ellas

MÉTODO:
Se han analizado las fases de que consta la intervención de implante renal, en fosa ilíaca en paciente adulto, realizadas en el Servicio de Urología del Hospital Universitario “La Paz” de Madrid. (año 2002)

FASES DE LA INTERVENCIÓN:

FASE I: PREPARACIÓN DEL RIÑÓN ANTES DEL IMPLANTE: Eliminar tejido graso, se canulan arteria y vena renales y se perfunde el riñón con suero Ringer Lactado frío.

FASE II: ACOGIDA DEL PACIENTE: Identificación, preparación prequirúrgica, preoperatorio completo y sangre cruzada. Monitorización y colaboración en técnicas anestésicas.

FASE III: INCISIÓN: Laparotomía lateral derecha. Disección por planos hasta abordaje de vena cava y venas y arterias ilíacas.

FASE IV: ANASTOMOSIS VENA RENAL a cava, ilíaca común o ilíaca interna. Clampaje, anastomosis con polipropileno 6/0, heparinización (figura: B)

FASE V: ANASTOMOSIS ARTERIA RENAL a arteria ilíaca común o interna.
Clampaje, anastomosis con polipropileno 5/0, heparinización local (+ papaverina) (figura: A).

FASE VI: ANASTOMOSIS DEL URÉTER a vejiga o derivación a uréter del receptor. Cateterización de uréter son sonda tipo k-30 que se abocará a pared (figura: C).

FASE VII: CIERRE por planos y colocación de drenajes.

FASE VIII: TRASLADO A LA UNIDAD DE RECUPERACIÓN POSTANESTÉSICA: abrigar al paciente, vigilar fijación y seguridad de drenajes, sondas y sueros. Recopilación de Historia Clínica. Comunicación con el equipo de enfermería receptor.

CONCLUSIONES:
Conocer las diferentes fases de la intervención, y la atención específica de la Enfermería Perioperatoria (o Quirúrgica) en cada una de ellas, es fundamental para poder anticiparnos a las necesidades del paciente y requerimientos del equipo.


(Congreso Nacional de Trasplantes Valencia 2002)